Letras Traducidas

CUANDO EL SUEÑO Y EL DÍA SE UNEN

Una Fortuna de Mentiras
Música por Dream Theater, letras por John Petrucci

“Por primera vez en mucho tiempo…
todo estaba bien en mi mundo…
y entonces desperté.”

Aún recuerdo cuando,
en la unidad de nuestras sesiones de cinco días,
ni una sola vez escuchamos el canto de las sirenas.
¿Qué tipo de imaginación,
dormida en un coma lírico
que no es más que un recuerdo vano y fútil,
podría haber estado tan equivocada?

Puedes hacer una fortuna a base de mentiras.
Puedes mantener a un gigante con vida.
Puedes montar el rojo
hasta que todos sonrían.

Una insignificante euforia
que fue toda una inoportuna religión.
Tal vez tu vida pueda explicar
la razón de mi indecisión.
Aquí tienes a un pobre hombre,
el corazón de esta monstruosa creación.
Él dijo que ambos seríamos héroes
y caí en la tentación.

Puedes hacer una fortuna a base de mentiras.
Puedes mantener a un gigante con vida.
Puedes montar el rojo
hasta que todos sonrían.

¿Puedes enseñarme tu oro
y tu plata?
Un héroe en aguas congeladas.

Ahora has conseguido una fortuna a base de mentiras
y has mantenido con vida a este gigante.
Montaste el rojo.
Montaste el rojo.

  

Buscador del Estatus
Música por Dream Theater, letras por Charlie Dominici y John Petrucci


Mi corazón está cansado de la mirada del
Buscador del Estatus.
En cierto modo, no puedo reprochar
la aspiración de mencionar a amigos importantes,
cuando todos las rosas deberían oler igual.
Tal vez lo descubras algún día.
“Quiero conocerte ahora…
Sabes que siempre he creído en ti.”

Nada es sagrado…
Tú trazas la última línea
con un símbolo del dólar.
Cambias de opinión…
Sin razón aparente.
Desgraciada intrusión…
¿Te santificas mientras me juzgas?
Todo lo que merezco es lo que tú no pudiste ver.

En un jardín en el que las semillas estaban plantadas
yo favorecí a las pocas que crecieron fuertes hacia el sol.
Y cuando fui a recoger el beneficio de mi premio
descubrí que había pisoteado a las olvidadas.

Nada es sagrado…
Tú trazas la última línea
con un símbolo del dólar.
Cambias de opinión…
Sin razón aparente.
Desgraciada intrusión…
¿Te santificas mientras me juzgas?
Todo lo que merezco es lo que tú no pudiste ver.

Estás corriendo en círculos,
y yo lo estoy rechazando.
Rechazaste creer
y ahora lo rechazo yo.

Nada es sagrado…
Tú trazas la última línea
con un símbolo del dólar.
Cambias de opinión…
Sin razón aparente.
Desgraciada intrusión…
¿Te santificas mientras me juzgas?
Todo lo que merezco es lo que tú no pudiste ver.

Estás corriendo en círculos,
y yo lo estoy rechazando.
Rechazaste creer
y ahora lo rechazo yo.

  

Datse Jam
Música por John Petrucci, John Myung, Mike Portnoy y Kevin Moore

(Instrumental)

  

La Mano Asesina
Música por Dream Theater, letras por John Petrucci

I. Observancia
Un beso de ángel ahora caído,
el escarlata desciende cortando el cielo.
Hay nombres borrosos escritos en la pared.
Honran la lucha que da el paso de la vida a la muerte.

El sacrificio es recordado, pero
no hay alabanzas para los que aún derraman su sangre.
¿Quiénes fueron los líderes
que controlaban la Mano Asesina
que provocó está masacre?

Estoy cruzando…

II. Renovación Arcana
Descendido a las profundidades del mar
espera para lavar su alma.
Siente que el tiempo se debilita y se para,
inmóvil por un frío entumecedor.

Va hacia a atrás
y perfora su mente.
Viaja para encontrar su tierra.
La revelación se calienta con un primer toque.
Y ahora él empezará a comprender.

III. La Oveja Descarriada
Extiende su vista al pasado.
No hay manifestación alguna.
Camina en terrorífica calma:
sin sonidos, ni humo ni llamas infernales.

Se ha alzado…
Bebe un sorbo de su veneno y el cuervo canta.
Y ya hay otro cuerpo que añadir a los caídos.
El Rey del Inframundo
es quien controla
a la Mano Asesina que causó esta masacre.

¿Ha acabado ya?

IV. Espinas
Este plan secreto es obra de un malvado genio.
La compasión era cosa de la mano perdida.
¿Caerá algún día?
¿Podemos acabar con esto?
Nuestro salvador debe hacer su aparición.

Solo soy un profeta de los días venideros.
Soy el único que quiere su mortalidad.
Él escuchó mi voz.
Fue mi elección.
He detenido a la Mano Asesina.

V. Exodus
¿Cuándo vuelva de nuevo
estará todo igual?
He acallado los llantos,
pero ahora conocen mi nombre.

El mar me llama,
mi espíritu debe regresar.
Mientras me aproximo,
pienso si ha valido la pena,
y qué he aprendido.

Estoy en el valle
y escucho tristes campanadas.
Me apresuro en llegar al muro,
un nombre más ha aparecido.

Ya no queda nadie
en mi única tierra.
Me río por lo que he hecho.
Yo soy la Mano Asesina.

  

Apagón y Escapada
Música por Dream Theater, letras por Kevin Moore


¿Te gustaría sentarte y hablar conmigo
acerca de lo rápido que cambian las cosas
cuando el sentido aflora y el sentimiento no?
¿Recuerdas haberte sentido demasiado cercano?

Deja de estrechar la mano.
Mírame.
¿Están tus sentimientos corriendo sin fin,
tras un rastro de impresiones pasadas?
Así estaba yo.
¿Alguna vez te han utilizado
o será esta la primera?

Está muy claro para mí.
Apagón y escapada.
Sin beneficio, sin dolor.
Es un juego fatal
en el que la verdad lo pierde todo.

Ya veo
lo que la confianza y la lealtad han hecho por mí.
He aterrizado a kilómetros del objetivo,
con sed de venganza
y un corazón peligroso.

He tratado de eliminar de mis recuerdos
esos sentimientos de traición y los incidentes
que me atormentan desde que perdí el sentido
de la inocencia.

Es una historia de cambios que ahora me encanta.
Ahora que voy perdiendo no dejo de temer
escuchar esa frase:
“No veo hacia dónde va esto”.

Tú vives sola con el recuerdo,
sintiendo que las paredes y el techo se cierran
sobre ti.
Tu conciencia, mi aliada.
El culpable, tu aflicción
por ser presa de las alabanzas mientras alimentabas
una adicción a la atención.

Alguien me dijo:
apagón y escapada.
Sin beneficio, sin dolor.
Y cuando sientas lujuria pura y dura
puedes arrastrarte desde los escombros.

Ya veo
lo que la confianza y la lealtad han hecho por mí.
Tendido en el suelo y sangrando,
con sed de venganza
y un corazón peligroso.

Ahora está claro para mí.
Apagón y escapada.
Sin beneficio, sin dolor.
Es un juego fatal
en el que la verdad lo pierde todo.

Ya veo
lo que la confianza y la lealtad han hecho por mí.
He aterrizado a kilómetros del objetivo,
con sed de venganza
y un corazón peligroso.

  

Más Allá
Música por Dream Theater, letras por Charlie Dominici

Me encontré con uno
que me hacía alejarme
de mi propia alma…
En este mundo,
con sus muchas ilusiones,
nos movemos como ratones en un laberinto.

Busco en el interior,
bajo una piel
que guarda tanto placer como dolor.
En un mundo lleno de confusión constantemente
no seguiré la moda.

En el más allá,
¿Será lo oscuro brillante?
¿Será el frío cálido?
¿No tendrá noche el día en el más allá?
¿Tendrán los ciegos vista en el más allá?

Tras unos ojos cerrados
se esconde cierta comodidad.
En ellos hay que descubrir la verdad nunca dicha.
Y nos seguimos moviendo por el mundo,
de oculta conclusión,
como un ratón en un laberinto.

En el más allá,
¿Será lo oscuro brillante?
¿Será el frío cálido?
¿No tendrá noche el día en el más allá?
¿Tendrán los ciegos vista en el más allá?

En el más allá,
¿Será lo oscuro brillante?
¿Será el frío cálido?
¿No tendrá noche el día en el más allá?
¿Tendrán los ciegos vista en el más allá?

  

Los que Ayudan al Sol a Ponerse
Música por Dream Theater, letras por John Petrucci

Mirando por mi ventana me sentí como un niño,
mientras que las farolas
desviaron mi mente en la noche.
Una sombra de los límites.
Competíamos con la lluvia,
mis manos sostenían el volante.
Trataba de mantener mis ojos en su posición.

Debe de haber pasado ya un tiempo,
cuando yo pensaba que tú nos vigilabas.
Debió ser cuando perdí el sentido.
Pensé que me había dormido.
Pensé que aún podía sentir como nos movíamos.
Debe haber sido una nube,
no más grande que la mano de un hombre.

Todas las razones por las que arriesgo mi vida
para volver contigo
están encerradas tras tu puerta.
Tú eres mi inmunidad.
Ahí fuera te he visto arder,
y a corazones fuertes sangrar.
Un llanto de auxilio, una voz familiar.
Mis derretidas manos rayaron el cristal.
Mientras me alejaba,
me preguntaba qué había pasado realmente..
¿Me había quedado sin tiempo?
¿Me había llevado demasiado lejos?
En el momento en que di el último paso
sentí mis manos sobre el volante.
¿He vuelto a la vida,
o acaso me fui alguna vez?

Para vidas más importantes
parece que solo somos
un momento que perder.
El tiempo en que mirábamos
ha quedado atrás.
Ahora somos
los que ayudan al sol a ponerse.

Esta vez, de verdad,
cerré esa puerta tras de mí.
Mi mente era todo un lío todavía,
por lo que había visto.
Para cuando mis manos se tranquilicen
reconoceré el mensaje.
Nunca más volveré a perder el control.

Para vidas más importantes
parece que solo somos
un momento que perder.
El tiempo en que mirábamos
ha quedado atrás.
Ahora somos
los que ayudan al sol a ponerse.

  

Solo Cuestión de Tiempo
Música por Dream Theater, letras por Kevin Moore

Un hombre trajeado sonrío y dijo:
“Es solo cuestión de tiempo.
Puedes tener el mundo a tus pies mañana.
Solo firma aquí.”
¡Aguanta… mantente en primer plano!
Estamos afrontando lo más importante
cegados por la luz del sol,
temiendo lazos familiares y legales,
y el compromiso.
En una habitación débilmente iluminada con un taburete como escenario,
un soñador príncipe de pobre ascendencia
cautiva con un silencio secreto
que presiona su ventana,
mientras suda por complacer
a una audiencia que yace en la pared.

Para el observador pragmático
es solo cuestión de tiempo.
“Puedes desviarte del camino establecido,
pero acabarás volviendo a la fila.”
Comprendo que mi plan es arriesgado
y tu sistema no puede perder.
¿Pero acaso es la seguridad, después de todo,
un síntoma o causa de felicidad?

Valiente, pero temeroso, desvía los ojos al horizonte
con la mirada fija y perdida.
Un marinero nacerá pronto de ese capullo abierto.
Se toma un momento para reunir su coraje,
para reprimir su grave aprehensión,
y temblando se echa a la mar a surfear.

Una bendición de un padre a su prometedor hijo,
que parte para surcar el mar y conquistar a cualquier precio,
todavía persiste en su recuerdo.
Y las visiones aún sobreviven en un armazón a prueba de lógica
que debería haber sido guardado como sagrado, seguro y bien escondido.
Están comprometidos por la usura.

Con cada sol naciente que no trae tierra firme
la duda se cultiva en el interior del cansado hombre,
y los rumores de amotinamiento se extienden,
y aunque llegará el momento en el que el sueño y el día se unan,
esta noche su único consuelo, lo único que le hace luchar,
es su valerosa fe en el destino.

Incluso cuando los planes se hacen añicos
puedo encontrar el valor
con el que prometo encontrar la fe.

Probable o no, es un sueño que mantenemos,
y las posibilidades acompañan a nuestros sentidos.
Pero si la fe es la respuesta, siempre la hemos tenido.
Y si el espíritu es un signo,
entonces es solo cuestión de tiempo.
Solo cuestión de tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: