Letras Traducidas

IMÁGENES Y PALABRAS

Tírame al Suelo
Música por Dream Theater, letra por Kevin Moore

Perdido en el cielo.
Las nubes ruedan a mi alrededor, y yo ruedo con ellas.
Las flechas vuelan,
las olas crecen y caen de nuevo.

Este mundo da vueltas en torno a mí.
El mundo gira sin contar conmigo.
Todos los días envían el futuro al pasado.
Cada respiro supone uno menos para el último.

Observa como cae el gorrión,
le da un nuevo sentido a todo.
Si no es hoy, ni mañana, será algún otro día.

Tomaré siete vidas por una,
y luego la de mi primogénito.
Estoy tan seguro de que una vez le amé
como de que no siento miedo.

Este mundo está girando en torno a mí.
El mundo entero sigue dando vueltas a mi alrededor.
Toda vida envía el futuro al pasado.
Cada respiro supone uno menos para el último.

Tírame al suelo, tírame al suelo,
tírame al suelo, no siento temor.
Todo lo que siento es orgullo y rencor,
todo lo que puedo hacer es poner las cosas en su sitio.

El polvo me ciega.
Las nubes ruedan a mi alrededor y yo ruedo con ellas.
Los siglos lloran.
Las órdenes vuelan, y yo caigo de nuevo.

Este mundo está dando vueltas dentro de mí.
El mundo entero gira en mi interior.
Todos los días envían el futuro al pasado.
Cada paso que doy me acerca más hacia el final.

Tírame al suelo, tírame al suelo,
tírame al suelo, no siento temor.
He vivido demasiado tiempo en el sol.
No descansaré hasta que se cumpla tu voluntad.

Tírame al suelo, tírame al suelo,
tírame al suelo, no siento temor.
Todo lo que siento es orgullo y rencor,
todo lo que puedo hacer es poner las cosas en su sitio.

Tírame al suelo, tírame al suelo,
tírame al suelo, no siento temor.
He vivido demasiado tiempo en el sol.
No descansaré hasta que se cumpla tu voluntad.

“¡Oh, que esto también,
que también la carne puede ablandarse!”

  

Otro Día
Música por Dream Theater, letras por John Petrucci

Vive otro día,
escala una poco más alto,
encuentra otra razón para permanecer aquí.
Cenizas en tus manos,
compasión en tus ojos.
Si estás buscando un cielo apacible…

No lo encontrarás aquí,
busca otro camino;
no lo hallarás aquí,
así que muere otro día.

La frialdad de sus palabras,
el mensaje en su silencio.
“Encara la vela al viento…”
La distancia en mi voz
no te está dejando otra alternativa,
por lo que si es tiempo para huir lo que buscas…

No lo encontrarás aquí,
busca otro camino;
no lo hallarás aquí,
así que inténtalo otro día.

Ellos tomaron fotos de nuestros sueños,
y corrieron para esconderse tras las estrellas,
y dijeron que quizás cuando tú estuvieras bien, caerían;
pero si no llegan a bajar,
resiste la necesidad de atraparlas.
Es mejor conservar el misterio
que rendirse al secreto.

  
Tómate Tu Tiempo
Música y letras por Dream Theater

Tan sólo déjame recobrar el aliento…
He escuchado las promesas,
he visto los errores,
ya he tenido mi ración de tiempos difíciles.
Necesito una nueva voz, una nueva ley, un nuevo camino,
necesito tomarme un tiempo, meditar.
Es tiempo de recoger las fichas
y volver a la primera casilla,
creo que es tiempo de cambiar.

Hay algo que siento,
algo que parece ser real.
Siento como arde en mi cabeza,
creando un cambio a través de mis ojos,
dando rienda a suelta a pensamientos y promesas sobre
un lugar donde yo tomaré mis decisiones.
No malgastaré ni un sólo instante más.

Puedes sentir como llegan las olas.
(Es hora de tomarte tu tiempo).
O las dejas destruirte o sigues adelante-
(Es hora de tomarte tu tiempo).
Estás cargando con todo el peso del mundo,
pero nadie puede salvarte esta vez.
Cierra tus ojos,
y en tu mente encontrarás todo lo que necesitas.

El espíritu inquebrantado,
oscuro e inquieto,
encontrará la claridad que esta prueba requiere.
Y al final de estos días, suspirará con alivio
porque la fortuna aún sigue en sus manos.

Si hay un miedo reflexivo, un año malgastado,
el hombre debe aprender a hacerle frente.
Si su obsesión es cierta,
la represión que siente debe volverse esperanza.

La vida no es más reconfortante que el amor.
(Es hora de tomarte tu tiempo).
No hay respuestas a la voz de arriba.
(Es hora de tomarte tu tiempo).
Estás cargando con todo el peso del mundo,
y nadie puede salvarte esta vez.
Cierra tus ojos,
y en tu mente encontrarás todo lo que necesitas.
Cierro mis ojos
y siento las aguas crecer a mi alrededor,
inundando el ritmo del tiempo.
Dejao escapar mis sentidos.
Ahora que estoy ciego, puedo verlo todo mucho más claro.

Puedes sentir como llegan las olas.
(Es hora de tomarte tu tiempo).
O las dejas destruirte o sigues adelante-
(Es hora de tomarte tu tiempo).
Estás cargando con todo el peso del mundo,
pero nadie puede salvarte esta vez.
Cierra tus ojos,
y en tu mente encontrarás todo lo que necesitas.

Encontrarás todo lo que necesitas en tu mente
si te tomas tu tiempo.
Encontrarás todo lo que necesitas en tu mente
si te tomas tu tiempo.

  

Rodeado
Música por Dream Theater, letras por John Petrucci

Amanece tan pronto y anochece tan tarde.
Y en ocasiones todo lo que quiero hacer es esperar.
La sombra que he estado ocultando en mí ha escapado hoy.

Sé que es más fácil huir que afrontar los problemas,
pero construiré un refugio en los cielos,
y aquí, bajo esta estrella, dormiré esta noche.
Ella me irá alumbrando suavemente
mientras despierto de esta noche eterna.

Los sueños se están retorciendo.
Las sirenas despertarán sus cansados ojos,
y con la luz, los recuerdos se precipitarán dentro de su mente.

La llama de una vela se releja en el espejo
de su corazón y su alma, y titila;
estará haciéndolo toda la noche sobre su cama.

Acercándose a la ventana,
la abre de par en par,
y desde un mundo de fantasía,
escucha su llamada.
“Deja que la luz te rodee”.

Ha pasado mucho tiempo,
ha estado consultándolo con la almohada,
pero al final sólo pudo ver el cambio
de la luz a la oscuridad,
de la oscuridad a la luz,
de la luz a la oscuridad,
de la oscuridad a la luz.

El Paraíso debe ser más que esto,
donde los ángeles se despierten con un beso.
Los corazones puros no sentirán dolor,
pero el mío ya nunca será el mismo.

Él permanece frente a la ventana,
y su sombra se va desvaneciendo en la pared,
y desde un mundo de fantasía,
escucha su llamada.
“Deja que la luz te rodee”.

Una vez estuve perdido, pero me encontré
cuando oí hacerse pedazos la vidriera a mi alrededor.
Envié a los espíritus colina abajo,
pero dejaré este en un lugar bien alto, sobre mí.
Ella susurra palabras para aclarar mi mente.
Una vez pude ver, pero ahora finalmente estoy ciego.

Sé que es más fácil huir que afrontarlo,
pero he dado todo lo que podía
y ahora tan sólo puedo romper con los hábitos.
Esta noche aún yaceré aquí,
rodeado completamente por la luz.

  
Metrópolis Parte 1: El Milagroso y El Durmiente
Música por Dream Theater, letra por John Petrucci

La sonrisa del amanecer
llegó a primeros de mayo.
Ella llevaba un regalo de su casa.
La noche derramó una lágrima
que la llenó de terror,
de pena y de dolor.
Nunca salió adelante.

La muerte es el primer baile, es eterno.

Se acabó la libertad;
ambos seréis confinados en esta mente.

Me contaron que existe un milagro por cada día que lo intente.
Me contaron que hay un romance que nace por cada uno que termina.
Me contaron que no habría nadie a quien llamar cuando me sintiera solo y asustado.
Me contaron que si sueñas con el más allá,
te encontrarías bañándote en un lago de fuego.

Cuando era niño, pensaba que podría vivir sin miedo, sin sufrimiento.
Como hombre, todo de lo que huía me ha alcanzado.
Aún estoy dormido, pero tan asustado.

En algún lugar, como una escena de mis recuerdos,
hay una imagen que merecería más de mil palabras.
Eludiendo las miradas de los rostros que están frente a mí,
oculto estas palabras; nunca volverán a ser escuchadas.

El engaño es el segundo baile, interminable.

La sangre fría de la ciudad nos enseña a sobrevivir.
Tan solo mantén mi corazón en tus ojos y sobreviviremos.

El tercero llega…

Antes de que las hojas hayan caído,
antes de que cerremos las puertas,
debe haber una tercer y último baile,
y éste durará para siempre.
La Metrópolis vigila y sabiamente sonríe;
te ha traído a tu hogar.

Sólo tendrá lugar
cuando la lucha entre nuestros hijos haya terminado.
Ahora el Milagroso y el Durmiente saben que el tercero es el amor.

El amor es el Baile de la Eternidad.

  
Bajo Una Luna de Cristal
Música por Dream Theater, letras por John Petrucci

Cuéntame,
recuérdame,
persiguiendo el agua que cae del cielo.
Permanece siempre a mi lado,
saborea los recuerdos que recorren mis ojos.
Nerviosas luces que escanean mis sueños,
sombra líquida que silencia sus gritos.
Sonrío a la luna,
persiguiendo el agua de los cielos.
Discuto con las nubes,
que le roban una bella visión a mis ojos.

Fuera de la sensatez de tu mente,
bañando tu alma en lágrimas de plata,
bajo un negro cielo estival,
rezando por que desaparezca el tiempo.

Bajo un cielo estival,
bajo la cristalina luz de la luna,
la noche aguarda la llegada del cordero.
Sombra líquida que se arrastra,
lágrimas plateadas que se derraman.
La novia se debate entre la vida y la muerte.

De tu mano
he despertado,
haz los honores por mí.

Fuera de la sensatez de tu mente,
bañando tu alma en lágrimas de plata,
bajo un negro cielo estival,
rezando por que desaparezca el tiempo.

Fuera de la sensatez de tu mente,
bañando tu alma en lágrimas de plata,
bajo un negro cielo estival,
rezando por que desaparezca el tiempo.

  
Espera a Dormirse
Música y letras por Kevin Moore

Permanece frente a la ventana,
con los ojos clavados en la luna,
esperando a que el recuerdo
abandone pronto su alma.
Ella cierra las puertas y apaga las luces,
y se echa en la cama,
donde las imágenes y las palabras fluyen profundamente.
Es demasiado orgullosa como para taparse con las sábanas,
así que tranquilamente espera a quedarse dormida.

Observa el techo
e intenta no pensar,
y se concentra en recrear los eslabones de una cadena
que ha estado intentado unir de nuevo,
pero esa sensación se escapó.

Y las aguas no pueden cubrir sus recuerdos,
y las cenizas no pueden quitarle el dolor.
Dios, dame el poder para respirar de una brisa,
y dar vida a un pequeño marco de metal.

Entre las cenizas,
o arriba con el humo de las llamas.
Con las alas en el Cielo
o aquí, sobre la cama.
Su mano está en mi cabeza,
ahora y por siempre, entrelazada con mi corazón,
y con el del mundo.

  

Aprendiendo A Vivir
Música por Dream Theater, letras por John Myung

No hubo tiempo para el dolor,
no quedaban energías para la ira,
la ceguera del odio infundado desapareció.
Caminando solo por las frías calles invernales,
se para y toma un respiro,
seguro de sí mismo, controlándose.

Miro al mundo y no veo entendimiento.
Espero encontrar algún sentimiento de esfuerzo.
Te suplico desde lo más profundo de mi corazón que me muestres entendimiento.

Necesito vivir la vida
como algunos no la vivirán,
así que me encuéntrame la amabilidad ,
encuéntrame la belleza,
encuéntrame la verdad.
Cuando la tentación me haga ponerme de rodillas
y yo yazca aquí sin fuerzas,
muéstrame la amabilidad,
muéstrame la belleza,
muéstrame la verdad.

La manera en que suena tu corazón es lo que marca la diferencia,
es lo que decide si afrontarás el dolor que todos padecemos.
La manera en que late tu corazón es lo que marca la diferencia
en la escuela de la vida.
Aquí, ante mí, está mi alma,
aprendiendo a vivir.
No me rendiré hasta que no pueda dar más de mí,
hasta que no pueda más.

Escuchando a la ciudad,
susurrando su violencia,
me preparo para vigilarla desde arriba.
Los 90 trajeron nuevos interrogantes,
nuevas soluciones para ser halladas.
Me enamoré para decepcionarme.

Una vez más bailamos entre la multitud,
a veces con un paso perdido.
Es un miedo muy común y expandido,
así que no escuchará lo que digas.
Una vez te ilusionarás y serás independiente
y tendrás que encarar una amarga lucha.
Una vez me dediqué al amor,
pero ahora me dedico a vivir.

Tengo otra oportunidad para elevar mi vida,
una sensación de libertad en mi corazón
para viajar en aras de los sueños en busca de nuevos horizontes.
Eso me da la paz interior.

Mientras levanto el vuelo en el lugar en el que desperdicié mi vida,
escucho una voz inocente
que dice amabilidad, belleza y verdad.

La manera en que suena tu corazón es lo que marca la diferencia,
es lo que decide si afrontarás el dolor que todos padecemos.
La manera en que late tu corazón es lo que marca la diferencia
en la escuela de la vida.
Esparcida ante ti tiene tu alma,
así que mantengamos los sueños siempre dentro de nuestros corazones.
A través de la gracia inflexible de la naturaleza,
estoy aprendiendo a vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: