Crónica: Devin Townsend @ Royal Albert Hall, Londres (13/04/2015)

Devin Townsend Project - 13 April 2015

Vaya vida me estoy pegando últimamente, ¿eh? Una semana estoy viendo en Praga a Steven Wilson y a la siguiente en Londres viendo a Devin Townsend en el mítico Royal Albert Hall. Pero tranquilos, que gracias a mi estratosférico sueldo de autónomo no volveré a salir de casa en 6 meses (me río por no llorar). Pero no hemos venido aquí a hablar de mis desvaríos financieros, ¿verdad?

Las 48 horas sin dormir y el pertinente desembolso económico han merecido la pena con creces. El evento ha sido de esos que se recuerdan toda la vida, de esos que te arrepientes de haberte perdido si no has ido. Devin Townsend ofreció en el escenario más importante del mundo el que probablemente sea su concierto más grande hasta la fecha, rivalizando por momentos con el estrambótico Retinal Circus de hace dos años. Os contamos todo  lo que se vivió allí la noche del 13 de abril.

Devin Townsend Project - 13 April 2015

Todo lo que cuente en esta crónica será poco en comparación con lo que podréis disfrutar de aquí a unos meses, pues como sabéis este concierto fue grabado para su posterior lanzamiento en Blu-Ray y DVD. El Royal Albert Hall abrió sus puertas el pasado 13 de abril, al fin, a uno de los genios progresivos más importantes de esta generación, Devin Townsend. El lugar escogido fue el mejor para la espectacular y desquiciada puesta en escena del músico canadiense, que dio rienda suelta a su ingenioso sentido del humor desde los primeros compases de la velada.

Tras un breve retraso en la apertura de puertas, tal vez el único fallo en una organización óptima y exquisita por lo demás, comenzaron a aparecer en las múltiples pantallas que acaparaban el escenario montajes fotográficos y fan-arts de Ziltoid , el extraterrestre adicto al café que protagonizaría el evento. Al cabo de un rato, las luces se apagaron y aparecieron en pantalla los vídeos que se utilizaron para la promoción de Z2, en los que Ziltoid explica su plan maestro para hacerse con todo el café de la Tierra. Las carcajadas que arrancó esta simpática introducción fueron sólo el comienzo de una montaña rusa de emociones que se desatarían al aparecer a los miembros de Devin Townsend Project sobre las tablas.

Devin Townsend Project - 13 April 2015

El show, dividido en dos sets, se centró en su primera parte en un recorrido completo por el segundo CD de Z2, Dark Matters, que como ya sabéis no es más que una secuela del mítico Ziltoid: The Omniscient (2007). Z2 comenzó sonando como le gusta a Pablo Iglesias, con un incesante tic-tac, al que pronto se sumaron los 8 coristas disfrazados como Ziltoid, acompañados segundos más tardes por la atronadora batería de Ryan Van Poederooyen y los machacantes riffs de Dave Young y Brian Waddell. Desde el primer momento el Royal Albert Hall sonó titánico, aunque desde la primera fila se hacía difícil distinguir por momentos algunas frecuencias, tara normal, por otra parte; es el precio a pagar por tener al artista a unos escasos dos metros de distancia. Hay que destacar que el peculiar sonido de Devin no habría tenido cabida en muchos otros lugares, pues el wall of sound, firma indiscutible de la mezcla de todos los discos de Townsend, no se puede reproducir fielmente en cualquier escenario del mundo. Tremendo acierto aquí por parte del equipo técnico. La iluminación y los vídeos también fueron muy acertadas durante todo el concierto, ambientando a la perfección las canciones, especialmente las de Z2.

El ambiente empezó a caldearse pasados los tres primeros cortes, y para para la llegada de War Princess el público ya estaba totalmente entregado. El antagonista principal en la historia de Dark Matters apareció en escena encarnado por la despampanante Dominique Lenore Persi, y el público reaccionó coreando sus líneas al tiempo que hacía headbanging y reía las peripecias del Poozer de peluche que correteaba por el escenario y el pit. La escena final, en la que War Princess y el mismísimo Ziltoid repartieron entre el público huevos con marionetas del extrarrestre, fue todo un divertimento para el respetable, que continuó recibiendo obsequios en Deathray, esta vez en forma de camisetas disparadas desde bazookas de aire comprimido.

Devin Townsend Project - 13 April 2015

Tras el reparto de merchandising, Devin volvió a acaparar nuestra atención haciéndonos corear el pegadizo estribillo de March of the Poozers. El pequeño descanso cargado de humor que supuso Wandering Eye se convirtió en la antesala de un desenlace mucho más trepidante. De hecho, haciendo un pequeño inciso, si bien Z2 no terminó de convencerme como álbum, verlo en directo con toda esta escenografía y parafernalia me lo vendió completamente. Especialmente épico fue el tema más potente del álbum, Ziltoid Goes Home, que nos desencajó las cervicales hasta extremos inhumanos. El cierre del primer set, un auténtico broche de oro a la primera mitad de una velada inolvidable, transcurrió tal y como Devin había solicitado horas antes en Twitter: el Royal Albert Hall se volcó en corear cada línea de Dimension Z como si se tratase del Universal Choir.

Después de un descanso cronometrado de 25 minutos, en los que pudimos disfrutar de varios clásicos de YouTube de ayer y de hoy, amenizados como no por Ziltoid y su particular gusto musical, Devin volvió a la posición central del escenario, despojado del elegante traje que había lucido durante todo el primer set. Con un atuendo muy de andar por casa, anunció que el segundo set iba a consistir en las canciones que los fans habíamos sugerido en Facebook días atrás. Y os puedo garantizar que cumplió con creces, a pesar de hacer caso omiso a todos aquellos que le pedimos indiscriminadamente The Mighty Masturbator.

Devin Townsend Project - 13 April 2015

Sin demasiados preámbulos, los chicos de Townsend nos arrojaron a la cara ese bombazo que es Namaste, para continuar la fiesta con Night, otro cañonazo que a algunos dejó sin aliento ya en los primeros compases del segundo set. La banda no soltaba el pie del acelerador, y el siguiente estallido llegó de la mano de Deadhead, uno de los temas más queridos por los fans de Devin, que la corearon como si no hubiera mañana. El crescendo culminó con Earth Day, a mi parecer una de las mejores canciones de todo el catálogo de Devin, y demonios, cómo la disfruté. Pocas veces tenemos la oportunidad de gozar de una de nuestras canciones favoritas en directo, y no se me ocurre mejor manera de hacerlo que de la que lo viví el lunes con el tema central de Terria: coristas vestidas de un blanco virginal, un muro de sonido levantado a pulso y todo el público gritando ese mítico “RECYCLE!“… Sin palabras.

Con la melosa Christeen Devin dio un pequeño respiro entre tanto peso pesado, pero pronto volvió a ponernos las pilas con Supercrush!, permitiéndose el lujo de olvidar la letra a mitad de la canción y sustituirla por un par de frases que aludían a la situación y que sorprendentemente no desentonaban; una prueba más del genio del canadiense. La complicidad con el público era total, y entra risas y guiños a la audiencia Townsend introdujo uno de sus temas más seminales, Kingdom. Rozar la muerte por aplastamiento mereció la pena, y el pogo que se montó en medio de la pista del Royal Albert Hall así lo corrobora; sin duda uno de los momentos más intensos del concierto, que se prolongó durante Lucky Animals, en la que todos levantamos las manos al son del pegadizo estribillo. La cara de Townsend expresaba que el resultado, visto desde el escenario, era sobrecogedor, y no me cabe duda de que en el DVD todo este tramo se retratará de manera espectacular.

Devin Townsend Project - 13 April 2015

Uno de los momentos más cómicos de la noche vino protagonizado por un banjo en manos de Brian Waddell, que le cedió su bajo a Jean Savoie, y unos cuantos sombreros de paja, ideales para ambientar la no demasiado reconocida (mal ahí, público) Heatwave, perteneciente al álbum Epiclouder. Con aires sureños nos plantamos frente a lo que posiblemente fue el tramo más mágico de toda la noche. No es un secreto que la mayoría de fans de Townsend tenemos una debilidad especial por Ocean Machine: Biomech; Devin lo sabe, y si bien no hizo caso a los que le pedían una interpretación completa del álbum sí que dio buena cuenta del tramo final del mismo. Por primera vez, se pudo escuchar Funeral en directo tal y como fue concebida, acompañada de la más rabiosa Bastard y con el colofón final que supuso The Death of Music. Como ya comentaba, este triple combo cayó como un embrujo sobre el Royal Albert Hall, y a mí particularmente me arrancó sensaciones muy profundas. A ello ayudó, sin duda, la excelente forma vocal en la que se encontraba Devin, consiguiendo erizar el vello de todos los presentes con sus desgarradores gritos, todo un torrente de emociones que el público agradeció con el aplauso más prolongado de la velada.

Antes de cerrar el show, Devin agradeció a todo su equipo el trabajo invertido en el espectáculo y alentó a todas las bandas jóvenes a perseverar en su trabajo, un esfuerzo que a él mismo, tras 25 años de carrera, le había llevada hasta ese mismo momento en el Royal Albert Hall. Tras pedir a todos los VIP que subieran al escenario, hizo un último agradecimiento a su esposa Tracy, y a su hijo, Reyner, un chico de 9 años la mar de simpático autor de la última petición de este setlist by request, canción de la que además fue pieza central en el escenario. Mientras su padre tocaba Universal Flame, Reyner bailaba y animaba junto a todos los VIP, en una despedida que tenía ambiente de fiesta, de celebración y de culminación de todo un proyecto de vida. Tras acabar el concierto, Devin bajó al pit a saludar uno a uno a todos los que nos encontrábamos en primera fila, un detalle que le honra mucho más de lo que ya se podía imaginar.

Devin Townsend Project - 13 April 2015

Devin Townsend, tras este majestuoso espectáculo, se pasará una temporadita a la sombra, poniendo en orden sus ideas y proyectos de futuro. Será muy difícil superar el concierto del Royal Albert Hall, pero eso mismo pensé cuando finalizó el Retinal Circus; sabiendo como es Townsend, para la próxima gira seguro que tenemos un show de características similares que desafíe nuestras perspectivas más optimistas. Después de todo, es lo bueno que tiene ser fan de alguien con un ingenio tan inquieto, un ingenio que no puedo esperar a compartir con todos vosotros cuando vea la luz el prometido DVD. ¡A ver cuántos me reconocéis en la primera fila dándolo todo!

Acerca de The Shaman

Creador de The Shaman's Blog, web dedicada a informar en español sobre el mundo del rock y metal progresivo.

Publicado el 15 de abril de 2015 en Conciertos/Eventos y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. The Death of Music en vivo… Compra asegurada!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: