Steven Wilson da más detalles sobre la trama y estilo de ‘Hand. Cannot. Erase.’

SW 2015

El lanzamiento de Hand. Cannot. Erase., el cuarto álbum de estudio de Steven Wilson, está cada vez más cerca, y algunos medios de prensa especializada ya han podido hincarle el diente al que promete convertirse en uno de los pináculos de la carrera del músico inglés.

La revista Classic Rock de Reino Unido es uno de esos afortunados medios que han podido sumergirse en la historia del nuevo disco en solitario de Wilson, quien de primera mano también ha comentado alguno de los aspectos de su más reciente trabajo. A continuación os transcribimos el artículo en cuestión.

Steven Wilson nunca aprendió lenguaje musical. No sabe leer ni escribir música, por lo que la comunicación con el resto de miembros de su banda es más bien evocativa. Así, términos como ‘el sueco solitario‘, apelativo utilizado para describir el melancólico sonido de la guitarra de Guthrie Govan en el álbum de 2013 The Raven that Refused to Sing, se han vuelto realmente populares entre los seguidores. Mucho han evolucionado las cosas desde entonces, pero el sueco solitario sigue presente. “Desde luego, podéis esperar más en ese sentido,” comenta Wilson alegremente. “De hecho, más que un sueco solitario, tendremos a todo un grupo de suecos solitarios.”

Hand. Cannot. Erase., un ecléctico trabajo de 11 piezas, apela a las huestes wilsonianas que han disfrutado de su trabajo con Porcupine Tree y Blackfield, entre otros. Tres de las once canciones son bestias progresivas de más de diez minutos de duración, aunque también nos encontraremos con selectos cortes de carácter pop, así como pasajes de electrónica en canciones como Perfect Life, muy inspirada en el dúo escocés Boards of Canada. El álbum es todo un cambio respecto a la personalidad setentera que supuraba The Raven, un disco que fue tal declaración de autoridad (y eso por no hablar del cálido recibimiento que tuvo) que nos mantuvo un buen tiempo con la duda de qué vendría después.

SW-HCE-AIR-080914-21-1024x684

“En algunos aspectos fue uno de los discos más intencionadamente indulgentes de mi carrera,” rememora Wilson. “Y aún así vendió mejor que muchos otros álbumes que eran más ‘comerciales’. The Raven fue el disco definitivo para lo que trataba de conseguir. Es mi particular carta de amor al rock progresivo clásico. Pero al fin y al cabo yo trato de ser un artista contemporáneo. Cada disco debe percibirse como un logro musical distinto, como una nueva evolución.”

Mientras que la trama de The Raven discurría en torno a historias victorianas de fantasmas, Hand. Cannot. Erase. “se centra mucho más en la era moderna”, tratando temas como la soledad y la capacidad de aislamiento que generan las nuevas tecnologías. Si The Raven nos contaba la historia de varios personajes, en esta ocasión Wilson ha optado por crear un pivotal personaje protagonista femenino. La estrella israelí Ninet Tayeb será la encargada de darle voz. La idea surgió del documental Dreams of a Life, que investigaba la vida de Joyce Carol Vincent, una joven que fue encontrada muerta en su apartamento londinense en 2006. “Obviamente, la tragedia radica en que ella murió,” explicaba Wilson. “Pero la cosa es que ella desapareció y nadie se dio cuenta en tres años. Eso, para mí, es sintomático de los problemas de nuestro estilo de vida moderna.”

Además de Govan, los virtuosos músicos que dieron vida a The Raven han vuelto para la ocasión, dándole a Wilson la oportunidad de sumergirse aún más en el rol de compositor. “Siempre me he visto como compositor y productor, o, por decirlo algo más pretenciosamente, como un autor,” comenta Wilson. “No digo que estar en una banda no sea maravilloso, que lo es. Pero en estos momentos disfruto más teniendo la libertad de crear estos discos en solitario junto a diferentes músicos.”

SW-HCE-AIR-080914-12-1024x576

En una de las canciones, Transience, el propio Steven Wilson se encarga de tocar todos los instrumentos. En otra, Routine, le cede el protagonismo vocal a Ninet. El disco cuenta también con la participación de un coro de catorce chicos, inspirado en la admiración que Wilson le profesa a Kate Bush. “Genera un sonido extraordiario, etéreo,” explica entusiasmado. “Es un de esos momentos especiales del álbum.”

Coristas, sesionistas de leyenda, una heroína israelí… Es un equipo tremendo, y Wilson lo sabe. “Siempre digo que mi último disco es lo mejor que he hecho en mi carrera, y no voy a hacer una excepción ahora,” asegura. “No me habría conformado con nada inferior a ‘¡wow!’, porque sé de lo que somos capaces.”

Acerca de The Shaman

Creador de The Shaman's Blog, web dedicada a informar en español sobre el mundo del rock y metal progresivo.

Publicado el 9 de enero de 2015 en Declaraciones/Entrevistas y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Ya no puedo esperar!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: