Por qué Meshuggah si merecen estar en el Be Prog! My Friend

Meshuggah 2014

Este fin de semana el Be Prog! My Friend Festival ha anunciado al primero de sus dos cabezas de cartel para la edición de 2015. La elección de Meshuggah para este puesto ha levantado ampollas entre un amplio sector de la comunidad progresiva, que han criticado la decisión de Madness Live! Productions, la promotora, no sólo de contar con los suecos para el festival, sino de colocarlos como cabezas de cartel.

Se han esgrimido muchos argumentos en contra de esta decisión, críticas que van desde los más chabacanos insultos hacia la promotora y los ilusionados fans de la banda hasta argumentaciones de carácter bíblico que tratan de postular, como yo mismo hice hace unas semanas, lo que es y no es música “progresiva”. Hoy, en cambio, voy a daros unas cuantas razones por las que Meshuggah sí merecen estar en el Be Prog! My Friend Festival de 2015.

La primera razón que creo desacredita a muchos de los detractores de la decisión de incluir a Meshuggah en el festival es el total y completo desconocimiento de la trayectoria e importancia de la banda. Meshuggah nacieron a mediados de los 80 en Suecia, y partiendo de un estilo cercano al death y al thrash más extremo, han ido dotando de profundidad y técnica sus cada vez más enrevesadas composiciones. Destroy, Erase, Improve (1995) es un álbum seminal en muchos sentidos, pues supuso, dentro de la propia banda, un giro hacia el sonido por el que hoy todos conocemos a Meshuggah, y a largo plazo el origen de todo un subgénero del metal progresivo, el Djent, que ha servido de influencia tanto a bandas recién formadas como a veteranos del género; no sólo los músicos de Haken, Periphery o TesseracT citan a los suecos como influencias directas, sino que algunos miembros de bandas de la talla de Tool o Dream Theater se suman al carro. Ya lo decía Devin Townsend en su canción Planet of the Apes: “While we all have lots of bands who influence still… we all rip off Meshuggah!”

Puede que, efectivamente, Meshuggah no tengan la notoriedad mediática de la que disfrutan los citados Dream Theater, Tool o una larga lisa de bandas progresivas de corte más clásico como, obviamente, Pink Floyd, Rush o King Crimson, pero no cabe duda que dentro de, por un lado, la escena del metal extremo, y por otro, la escena underground, son todo un referente y un grupo con gran seguimiento. Para que sirva de ejemplo, aunque no de argumento, el vídeo en YouTube de Bleed, uno de los temas más representativos de la banda, perteneciente al álbum obZen, de 2008, cuenta con casi 12 millones de visitas. Con esto quiero decir que, si bien se puede estar más o menos de acuerdo con la posición de Meshuggah en el cartel, entidad como banda, tanto en estudio como en directo, tienen de sobra. No tengo cifras encima de la mesa para hablar con propiedad, pero no me cabe duda de que, de las bandas anunciadas hasta ahora, son probablemente la que más público mueven.

Desde la promotora siempre se ha apelado al espíritu progresivo del festival, sin imponer que las bandas que componen el cartel tengan que ceñirse estrictamente a la etiqueta de “progresivo”, pero sí a la mentalidad de sonoridades similares. El año pasado lo vimos en confirmaciones como Alcest o Antimatter, pero meter a Meshuggah en el mismo saco es, como mínimo, arriesgado. Me reitero en mi proposición inicial de que negar la progresividad de los suecos es puro desconocimiento, en cualquiera de las vertientes semánticas que ofrece la palabra; pocas bandas han roto esquemas de la manera que lo han hecho Meshuggah, apostando por la innovación en cada álbum (hay que contextualizar, especialmente en el marco temporal en el que fueron lanzados), y a la vez manteniendo las señas de identidad formales del género: polirritmias endiabladas, complejidad estructural y precisión instrumental cuasi-mecánica.

Tal vez después de leer todo esto os estéis pensando que poseo la discografía completa de Meshuggah en mi estantería, que no me pierdo ni un solo concierto suyo y que estoy deseando verlos en el Be Prog! el año que viene; nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que, si bien puedo disfrutar de algunos de sus temas, no son santo de mi devoción, y sabe Dios que habría preferido a) que la confirmación hubiera sido otra y b) que de haber sido Meshuggah hubieran aparecido en una posición en el cartel de menor importancia. Pero una cosa no quita la otra. No a todo el mundo le va a gustar Meshuggah, pero antes de desecharlos sin miramientos, dadles una oportunidad; escuchand obZen, Catch Thirty-Three o Nothing, sumergíos en su propuesta, y entonces decidid si esto es lo vuestro o no. Si no conectáis con la música, al menos podréis quedar simplemente fascinados por el logro técnico, uno de los más punteros que tiene por ofrecer el mundo progresivo en la actualidad, y que se traduce, según se dice, en uno de los directos más aplastantes del planeta. Si no queréis romperos los tímpanos y el cuello en el Poble Espanyol, no os preocupéis, probablemente Meshuggah acaben solapándose con alguna banda que os interese más y en la que el público más salvaje y metalero se dedique más a hacer mosh-pit que a disfrutar del espectáculo sonoro. Y demonios, si nada de esto os convence, al menos podréis acercaros al puesto de control y alucinar con su técnico de iluminación. Si el que no se consuela es porque no quiere.

 

Acerca de The Shaman

Creador de The Shaman's Blog, web dedicada a informar en español sobre el mundo del rock y metal progresivo.

Publicado el 4 de noviembre de 2014 en Opinión/Crítica y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. pura gente ignorante dice que meshuggah no es prog, progresivo es cambio, innovacion, salir del esquema, y meshuggah claramente lo fue y es !
    Ahora la gente cree que progresivo es tocar 10000 notas por segundo en una guitarra y teclado al mismo tiempo, mientras el vocalista canta como gallina, si, me refiero a DREAM THEATER jajaja, o piensasn que progresivo es copiarle a pink floyd, king crimson o rush, si, me refiero a PORCUPINE TREE!
    Me encantan ambas bandas, pero Meshuggah tiene mucho más ganada la etiqueta progresiva que cualquier otra banda que solo se dedica a reciclar música. EL PROGRESIVO ES CAMBIO, VANGUARDIA, INNOVACIÓN 🙂

    Me gusta

  2. Las estructuras compositivas de meshuggah son infinitamente mas intricadas que la mayoria de las bandas a las cuales les rinden pleitecia. La influencia del jazz tanto en la poliritmia y contratiempos de la banda no la puedes encontrar en Dream Theater por ejemplo. Alan Holdswort (icono del jazz Contemporaneo) es una influencia de permantete en Thordendale. Para que hablar de las colaboraciones Mat Morgan con este ultimo…otro nivel de ejecucion

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: