Crítica: Dream Theater – Breaking the Fourth Wall (2014)

6

Llegó de puntillas, casi sin hacer ruido, y ha tenido un lanzamiento que, después del culebrón que supuso Live at Luna Park, a muchos les habrá parecido precipitado. El caso es que este nuevo BR/DVD ya está aquí, se llama Breaking the Fourth Wall y está dispuesto a hacerse un hueco en tu duro corazón, incondicional fan de Dream Theater. Grabado el 25 de marzo de 2014 en la prestigiosa Boston Opera House, Breaking the Fourth Wall recoge el espectáculo audiovisual que el quinteto neoyorquino preparó para la gira de presentación de su último álbum, homónimo, aderezado por la colaboración de un gran número de estudiantes de la Berklee College of Music.

El concierto aparece claramente dividido en dos partes, que apreciamos incluso en la distribución del contenido en los DVD: el primer set, centrado en repasar los últimos álbumes de la banda, y el segundo set, centrado en rendir tributo al 20º aniversario de Awake y al 15º aniversario de Metropolis Pt. 2: Scenes from a Memory. Los estudiantes de Berklee, que toman protagonismo a partir de la segunda mitad de este segundo set, conforman un multitudinario coro y una orquesta, con protagonismo de la sección de cuerda, dirigida por el prodigio turco Eren Basbug. Algo menos de tres horas de música en directo y unos exiguos contenidos extra (apenas dos vídeo-proyecciones y una galería fotográfica) cierran el paquete de lo que este Breaking the Fourth Wall ofrece.

Ya entrando en materia, la pregunta que todo fan se hará es: ¿supera Breaking the Fourth Wall a Live at Luna Park? A mí, personalmente, me parece que sí. ¿Llega al nivel de clásicos como Score o Live at Budokan? Tal vez no, o tal vez sea la nostalgia la que habla por mí; pero negar que se queda cerca sería muy osado por mi parte. Con todos sus fallos (que desgranaremos a continuación), Breaking the Fourth Wall consigue hacer honor a su nombre: es un DVD de esos que atrapan, de esos que te meten en el concierto y te emocionan casi como si estuvieses presente.

Esa gran virtud se convierte a su vez en un gran ¿defecto? Y es que el apartado sonoro, objetivamente, dista de ser el ideal. Parece que en Dream Theater y, en especial con Richard Chycki, algo no acaba de cuajar con el sonido; no es novedad, tampoco, pero no por ello deja de llamar la atención. Aparte queda la polémica de que la banda esté vendiendo al “módico” precio de 27$ una versión digital de supuesta alta calidad que, según se ha demostrado, tiene exactamente el mismo rango dinámico (DR7) que el ofrecido por el DVD normal y corriente. Rango dinámico que, por cierto, deberíamos empezar a llamar rango gitánico (derechos de autor al señor @black_gallego), con perdón, porque este grado de compresión sonora debería ser anticonstitucional.

8

Aparte del problema con el rango dinámico y la compresión, nos encontramos frente a un hecho inaudito, con un tono por parte de John Petrucci excesivamente sucio y blando, que hace difícil distinguir claramente algunos de sus riffs y punteos, otrora cristalinos; Jordan Rudess en cambio suena mejor que nunca. No es descabellado pensar que ambas apreciaciones vienen a responder a las quejas por la mezcla de Live at Luna Park, ignoradas, por otra parte en el caso de John Myung, que ni aparece ni se le espera, una verdadera pena teniendo en cuenta que tiene uno de los bajos con más mordida del mercado, defecto de sonido que parece querer compartir con su tocayo a la guitarra. El sonido de Mike Mangini, tan criticado por muchos, incluyendo un servidor, ha crecido exponencialmente desde el último lanzamiento, y aunque está lejos de ser perfecto, sí que representa una sustancial mejoría, tal vez la más notoria: bombos y toms con cuerpo y presencia, una caja con más potencia (aunque para mi gusto aún le falta un plus de agresividad), platos mucho más definidos y diferenciados… Bastante decente en general, si obviamos los evidentes problemas con la mezcla y la masterización.

Poniendo todo a trabajar en conjunto, nos damos cuenta de que en general se han sacrificado casi todas las medias frecuencias. El resultado final es un sonido abrupto, sucio y en el que destacan, especialmente, la batería, el teclado… y el público. Porque es raro encontrar en Breaking the Fourth Wall una sección en la que no se oiga el ruido ambiente de la multitud, cosa que para algunos estribillos queda muy efectista, pero para secciones más calmadas como la introducción de Trial of Tears sobra desmesuradamente. Una vez más, estamos ante un caso de hipercorrección frente a Live at Luna Park, como pasa con el sonido de la guitarra. La mezcla, que funciona de manera ideal en temas como The Mirror o Overture 1928, se carga minutos enteros de temas como The Shattered Fortress. Una mezcla que, por otra parte, nos hace disfrutar por momentos del mejor James LaBrie que hemos visto desde el mismísimo Score, y que en ocasiones lo entierra bajo una maraña de ecos y reverberaciones innecesarias.

9

No obstante, de algún modo, ese sonido tan intencionalmente imperfecto, tan recargado y sucio, tan cansado al oído, nos hace experimentar una sensación de directo muy fidedigna. Desde luego, no es el sonido que cabría esperar de un directo de estas características, pero al menos no es tan seco como Live at Luna Park, y no cabe dudad de que si hay algo que hace bien es meterte de lleno en la acción, especialmente en algunos de los temas capitales de la obra, como Illumination Theory, que suena gloriosa incluso con la contrapartida de tener que añadir a la mezcla la orquesta y el coro. Los problemas que comentamos son especialmente evidentes durante el primer set, pero en el segundo parecen volatilizarse uno a uno como por arte de magia, o por arte de la omisión del espectador, que desecha estas sutilidades frente al espectáculo que se desenvuelve ante él en la pantalla. En cualquier caso, la gran mayoría de temas suenan decentemente, tanto en el modo PCM Stereo como en Surround 5.1, las dos únicas opciones que ofrece el DVD, sin llegar a ser nada excelente.

La sensación de inmersión, sin embargo, no es mérito exclusivo de ese sonido tan característico del que hablábamos, ni siquiera es el mayor responsable. Si hay algo que tenemos que destacar como mejora tangible frente a Live at Luna Park es el trabajo de dirección: planos muy logrados, buenos movimientos y ángulos de cámara, separación y superposición de distintas escenas simultáneas… Y todo sin que resulte mareante y azaroso. No está exenta, eso sí, de algunos errores, como la abusiva superposición de imágenes proyectadas durante Scarred, la inexplicable presentación y súbita sublimación de la animación de Enigma Machine en una sub-pantalla muy reducida o la escasez de planos dedicados al escenario completo (de una cámara que no esté en el quinto pino, me refiero).

14

En este caso, sin embargo, tenemos muchos más motivos para deshacernos en elogios. El montaje es digno de admiración, desde el inicio con ese fantástico vídeo de Robert Medina, que repasa la discografía de estudio de la banda, hasta los planos finales con la banda rendida ante el trabajo de la orquesta y el coro de Berklee, pasando por las animaciones que dan una cierta sensación de continuidad y dinamismo a la velada. El rompedor inicio de The Mirror con los juegos de luces, la brutalidad del final de Lie, la experiencia puramente sensorial de temas como Lifting Shadows… Momentos que ponen de relieve el gran trabajo llevado a cabo por los hermanos Lamoureux, quienes logran que incluso lo que en su día me pareció un desacierto en directo, como el solo de Petrucci o la subida de tono de LaBrie en Space-Dye Vest, quede reflejado de manera completamente natural y sobrecogedora en el DVD. El torrente de emociones fluye ya desbocado cuando finaliza el tributo a Awake y suenan los primeros compases de Illumination Theory, obteniendo en Finally Free la catarsis que todo el mundo espera…

…Si no fuera por una sosísima reinterpretación baterística del mejor momento que Mike Portnoy nos brindó, probablemente, en toda su carrera; y es una pena, porque con todo lo que se diga, el trabajo de Mangini en este directo es realmente esperanzador de cara a los siguientes álbumes de estudio, aunque alguien va a tener que explicarle que no hay por qué reventar la batería hasta en las partes más tranquilas. El resto de interpretaciones va en la línea, muy correctas salvo por los ya comentados fallos de sonido; hay una toma, por ejemplo, en The Dance of Eternity que es realmente escalofriante, con los dos Johns tocando al unísono en una vorágine de locura que te hace acariciar el suelo con la mandíbula. De igual modo, cada vez que Rudess saca a pasear su querido Zen Riffer, se hace difícil contener la emoción, una pena que no esté incluido el teclado curvo que sí llevó en Europa; lo mismo pasa cuando un espectacular James LaBrie alcanza las notas más altas de Trial of Tears, Scarred o Illumination Theory, o cuando pone al público en pie para que coree el inicio de On the Backs of Angels, el estribillo de Breaking All Illusions o el famoso “One last time…” de Finally Free. El apartado vocal sale muy reforzado, guste el método o no, con las líneas y coros pre-grabados, aunque queda un poco feo ver a Petrucci esforzándose por hacernos creer que realmente está cantando algo.

20

¿Le habría añadido algo a este DVD? Pocas cosas, la verdad. Tal vez algún documental (el propio Petrucci ha comentado que era un momento muy especial para ellos, como cerrar un ciclo, al volver a Berklee), o incluso un vídeo que recopilara esos hilarantes anuncios que mostraban en los intermedios; tal vez me habría gustado que, en algunos temas, se mostrase más la pantalla trasera y no tanto a ciertos miembros de la banda, ya que el espectáculo estaba concebido a modo de película; tal vez le habría dado mayor protagonismo a la orquesta y el coro, extendiendo su uso a todo el segundo set, pese a que las comparaciones con la Octavarium Orchestra de Score habrían sido odiosas… Pero qué queréis que os diga, tras visionar el DVD gustosamente unas cuantas veces, no puedo quejarme. Es un producto que, pese a no ser redondo, ofrece un buen entretenimiento que hará las delicias de cualquier fan de Dream Theater. Sinceramente, con el material del que disponían, era muy difícil cagarla.

Dream Theater – Breaking the Fourth Wall

Dirección: 7/10
Imagen: 9/10
Sonido: 5/10
Interpretación: 7/10
Setlist: 9/10
Extras: 3 /10

NOTA: 7/10

Acerca de The Shaman

Creador de The Shaman's Blog, web dedicada a informar en español sobre el mundo del rock y metal progresivo.

Publicado el 3 de octubre de 2014 en Dream Theater en Español, Opinión/Crítica y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 29 comentarios.

  1. Lo aviso desde el primer comentario para que luego no se diga: la nota global NO es una media aritmética.

    Gracias por vuestra atención.

    Me gusta

  2. MUY superior a Luna Park, en eso estoy muy de acuerdo. Comparable a Score, seguramente, aunque hará falta que pase algo de tiempo para darnos perspectiva. LaBrie está colosal. Desde luego que evoca bastantes emociones en el segundo set sobre todo, me ha gustado bastante.

    Me gusta

  3. Excelente crítica, pensé que solo había sido yo el que se dio cuenta del detalle de Mangini: “hacer trizas la batería en partes tranquilas” especialmente en esos molestos de doble bombo en The Shattered Fortress, después del solo de Rudess (Momento “Repentance”).

    En cuanto al sonido concuerdo plenamente con tu crítica, y sí, Rudess está sonando cada vez mejor y con más protagonismo y es una lástima que los riffs de Petrucci se pierdan en el ambiente, tal vez sea la misma mezcla o la acústica del lugar.

    Lo que sí agradezco de este DVD y del Live at Luna Park, es que no se parecen en nada al Chaos In Motion 😀

    Buena crítica! Saludos.

    Me gusta

  4. como lo puedo comprar?…solo por Roadrunner?…soy de Chile!

    Me gusta

  5. a suramerica nos toca esperar 2 semanas o un mes para conseguirlo en fisico en las tiendas de musica…

    Me gusta

  6. Lo de Mangini es espectacular sencillamente los errores son minimos, yo todavia digo que a DT le falta mas espectaculo en sus dvd. Cosa que no se menciono fuel la cancion “The bigger picture” que me hubiera encantado que interpretara en el dvd.

    Me gusta

  7. aunque la batería suene fuerte y reforzada, temas como The Shattered Fortress lo necesitan aun en sus momentos tranquilos, le da como una contraparte de furia que para mí está bien logrado…es más me atrevo a decir que en este show se escuchan (ver no porque el DVD no me lo compro aún) las mejores versiones de Trial Of Tears y The Mirror, sobre todo por LaBrie, aunque en esta última me parece excesivo el solo de Rudess y no el colchón de teclados original de Moore. Por lo demás, me parece un concierto redondo, y sinceramente a Finally Free no le exijo nada, tampoco quiero ver a Mangini saltar arriba de la batería, escupir, y hacer piruetas innecesarias porque su persona no es así. al escucharlo no me cansa, es más, repito The Shattered Fortress muchisimas veces XD. Lo que si no me doy cuenta que Along For The Ride está en el show, pasa muuuuuy desapercibida para mi.

    Me gusta

    • Personalmente a mí lo que comentas de The Shattered Fortress no me parece adecuado, pero bueno. Coincido en lo de Trial of Tears, The Mirror y Along for the Ride (tan desapercibida como pasó en el concierto), pero no puedo estar de acuerdo en lo de Fiinally Free. No se trata ni de escupir, ni de saltar ni de hacer piruetas, se trata de tocar la batería, y ya sé que las comparaciones son odiosas, pero no me cabe en la cabeza como alguien con orejas puede defender esa patochada de final habiendo escuchado esto:

      Me gustaría remarcar que es de los pocos momentos de Mangini en el DVD que directamente no me gustan. Como comento en la crítica, el resto de la noche, por lo general, está estelar.

      Me gusta

      • sobre lo de la batería de The Shattered Fortress tengo que decir que me parece igual de horrible lo que hacen con space dye vest, que los vi en directo en el desastre de madrid y me dolió bastante. ahora la estoy escuchando en el dvd a ver si mejora mi percepción

        Me gusta

  8. Es increible como Mangini con toda su experiencia y su monstrosa bateria le puede quitar toda la energia que le esta quedando a dream theater. No me malentiendan, Mangini es un espectacular baterista pero es aburrido para lo que es (o era) DT. Antes la bateria estaba a la par con la guitarra de petrucci o al teclado de rudess, ahora la bateria sigue el ritmo de ellos dos estan tocando y nada mas, no es una entidad aparte como cuando (lamentablemente para los fanboys) Mike Portnoy estaba en la banda. MM es espectacular en canciones como The Dark Eternal Night o The Shattered Fortress, pero se nota en canciones como endless sacrifice todo se va al carajo y la cancion va perdiendo fuerza. Tal ves el problema sea que tenga que vivir a la sombra de portnoy (obviamente para los DT fans mas apacionados eso es mentira y todo va viento en popa y DT esta mejor que nunca). Todavia espero que para el proximo disco por fin se vea el otro MM y le de ( y ahora de verdad) una nueva fuerza, por que seamos sinceros, a DT ya le esta quedando poco.

    es solo una opinion.

    Me gusta

    • Lamentablemente, comparto 100% tu opinión. Siendo fanático de DT es difícil aceptar esto. Es paradójico que los últimos 2 discos (que me encantan) tengan canciones que hayan sido nominadas a grammy sin estar Mike Portnoy, sin embargo, al verlos en vivo vi esa perdida de fuerza en algunas canciones y también vi que efectivamente la batería pasa a ser secundaria siguiendo el ritmo de la guitarra y teclado (se sentían como una carrera de instrumentos que la bateria trataba de alcanzar). Se notaba que el grupo no esta a gusto tocando (sonaban increíbles, pero individuales), ya que no siquiera interactuaron entre ellos.

      En todo caso, pienso que Dream sigue haciendo música de calidad y eso se les agradecerá siempre!!

      Me gusta

  9. Pegarle al sonido de Dream Theater y a Chycki en sus últimos trabajos me parece que se ha vuelto deporte, cuando se sabe perfectamente que es la banda la que en última instancia da el visto bueno a su trabajo. Me refiero a que cuando se mezcla y masteriza hay una intención, hay criterios, “queremos sonar así” dirá Petrucci que por algo es el productor. Después estan los gustos y criterios de cada uno, pero no creo que estos tipos dejen algo librado al azar, saben perfectamente lo que pretenden.

    Me gusta

    • Comparto 100% tu comentario. En lo personal (que he tenido la gracia de verlos 3 veces este año en Copenhague- Santiago y Buenos Aires) me ha parecido un DVD excepcional que rescata absolutamente el gran momento que viven desde la llegada del gran Maestro Mangini. Si ya en la gira pasada se notaba que estaban felices arriba del escenario, este año han consolidado esa unión. Aguante DT!!!!!

      Me gusta

  10. A mi me encanta este DVD, a mi parecer se nota como es que Mangini cada vez toma un papel mayor en DT ademas de que me agrada mucho la interpretacion de Labrie y si me hubiese gustado escuchar mas a Myung. Sobre la parte que critican de Finally free yo tambien esperaba un cierre mayor de Mike pero de cierta forma comprendo que le quisieron dar un giro a la situación y querer hacer algo mas simple. La discusión de Portnoy siempre va a estar ahí, pero de mi parte DT es lo que es hoy gracias a que Portnoy se fue por que el hubiese llevado a Dream Theater a un hoyo, recuerden que DT es una banda, un equipo y MP lo único que quería era mandar sin escuchar, hasta el mismo JR dice que no le gusta temas como A nightmare to remember, para aquellos que siguen con lo de MP me queda claro que en sus proyectos no sobresale como debería ya ni siquiera explota su potencial.Aun lo admiro pero me parece que ahora es un presumido.

    Para mi Dream Theater sigue vivo y todo esto es parte de una transición, con sus pequeños tropiezos y mantengo la esperanza de que el próximo álbum sea escalofriante, pues recientemente JP dijo que se siente bien con la estabilidad de la banda, percibo que DT hará todo por comenzar una nueva historia y que se lo ganara a pulso.

    Me gusta

  11. Mi opinión; LaBrie inconmensurable, Myung intachable, Ruddess apoteósico, Petrucci estratosférico y Mangini como músico de sesión no tiene precio y encajaría seguro en otra banda pero sigo sin encontrarle en el espíritu de DT. No obstante, su trabajo es remarcable en general.

    Por otro lado y. con todos mis respetos hacia los miembros de la Berklee pero, para mi gusto en este directo sobra pues hay muchas lineas pregrabadas y pueden tirar de ellas sin necesidad de echar mano de una orquesta. Y de hecho lo hacen en varios temas. El experimento de incorporar una orquesta ya lo hicieron en un momento en el que casi todas las bandas se subían al carro de hacer un directo con este recurso. Y si lo hacen, que sea para darle más cuerpo y arreglos si cabe a los temas no como mero acompañamiento que en muchos casos quedan prácticamente inaudibles (posiblemente por la mala mezcla de Chicky) tapados por los teclados de Ruddess y/o la distorsión de la guitarra de Petrucci.
    Respetable su decisión de añadir la orquesta al directo aunque no compartida por un servidor.

    Buen directo en general aunque no llega a la calidad de anteriores al Luna Park.

    Me gusta

  12. Coincido con vosotros en lo que respecta al sonido.

    La segunda parte suena mejor porque la mayoría de los temas pertenecen al brillante AWAKE (para mi el mejor disco producido de toda su carrera, seguido muy de cerca por el Falling Into Infinity), y eso obliga a que al Sr. Myung se le OIGA, no intuya leyendo sus líenas de bajo las veces que le pinchan, además de que Petrucci no distorniona tanto su guitarra.
    *Curioso que sea el Disco que menos prepararon en su carrera, con los problemas que tuvieron con los productores, y el que más rapido grabaron (creo recordar). Para mi el mejor de toda su carrera.

    Tengo el DVD y la mezcla en 5.1 deja mucho que desear, es cierto que suena más a “directo que el Luna Park”, pero en general el concierto de Buenos Aires suena mucho mejor que este, aunque tampoco oigamos a Myung.

    Sobre el rango dinámico, pues penoso, te da igual oirlo en un Fisher Price que en un Yamaha de alta gama. Creo que por eso les da exactamente igual tocar en La Cubierta de leganes que en Vistagrillos, mientras sus retornos suenen de PM, que les den al respetable.
    A mi ya me han visto si no cambian de ubicación, y ojo que los sigo desde el 93, y tengo todos sus discos (exceptuando el Black Clouds…).

    Salu2!

    Me gusta

  13. en lo personal encuentro que la “sensación de inmersión” se pierde bastante entre la introducción de the false awakening suite y the enemy inside, el cambio de audio y de imagen entre estas dos es demasiado abrupto. hubiera preferido que la introducción fuera un mix de tomas en vivo y de el video en cuestion, con sonido de publico y tomas del telón cayendo.

    hablando del dvd 2, encontré genial que el menú contenga el vídeo de presentación de la banda con el que abrían el set 2, la da un toque bastante especial.

    Me gusta

  14. soy sólo yo o parece que james labrie se se hace mechas para ocultar que ya se le ve el cartón?

    Me gusta

  15. leí el artículo cuando lo publicaste y no recuerdo bien qué dijiste acerca de james labrie, pero echándole un vistazo al dvd en youtube le noto un poco forzado (más que un poco) en los temas más antiguos (como es más lógico). y veo que los efectos de voz (ecos y eso) enmascaran más de un fallo (pequeño o no, que le cuesta llegar y eso). por otro lado es normal, ya no es un chaval

    Me gusta

    • Entiendo que a James Labrie en una gran cantidad de interpretaciones le cuesta llegar , pero es que joder .! Montar voces en temas de DT. es difícil para cualquier cantante macho !

      Me gusta

  16. BTFW definitivamente es un gran paso desde LALP, pero aun así DT se viene cayendo en varios detalles como por ejemplo el hecho de re-grabar las voces (si, al igual que el Score y el LALP) , tener la pista de coros muy frontal en la mezcla, ese sonido espantoso de JP, la poca presencia del bajo y usar la imagen a 30/60 fps (a mi personalmente me gusta el look de los 24fps). BTFW lo compraría para verlo quizás un par de veces, pero si quiero ver un DVD geninuamente en vivo, me quedo con sus 3 primeros dvd’s..

    Me gusta

  17. Pues yo tengo la version en blu ray y lleva DTS HD y se oye de la ostia.No sera ese el problema? Que el dvd no lleva DTS HD?

    Me gusta

  18. muy buena tu critica concuerdo con el sonido de guitarra un poco sucio en pasajes de notas graves a veces no se distingue el riff de the sharetter fortress la verda es que vi el dvd todas las apreciaciones que indicaste de alguna manera las siento aunque hace tiempo que no veia dvds de dream del año por cosa que no tenia tiempo ahora viendo entero el luna park y braking fourth the wall mangini es bueno pero me quedo con portnoy lamentablemente es algo que pocos se atreven a decir pero en cierta forma todo queremos a portnoy de nuevo en dream ya que si bien es cierto a veces apestaba que fuera tan pinturita el portnoy era su esencia pero nunca queria que se fuera de la banda si bien parece anecdotico en cuando cambia de integrante dream parece que es para mejor como cuando llego jordan al grupo pienso que puede ser un buen cambio de hecho un nuevo aire no es malo ya que portnoy siempre hacia las mismas cosas en la bateria es solo ver todos los dvds de dream y darse cuento pero en definitiva portnoy deberia volver ojala algun dia interpreten los A.A suite con portnoy pienso que seria posible de todas maneras

    Me gusta

  19. Me llegó casi 1 mes tarde el blu ray y he de comentar que es sublime. Quizá el DVD tenga un sonido malo pero la versión Blu-Ray en TruHD audio se escucha realmente increíble a tal grado que es el primer concierto que simula el sonido a como si estuvieras en persona, PCM Stereo es poco recomendable. La calidad de video también es de las mejores que he visto (se deshicieron de las pésimas cámaras usadas en Luna Park). La banda también toca muy bien durante todo el concierto como es de esperar, sin embargo se nota cierto “aburrimiento” en Jordan Rudess y Mike Mangini al tocar canciones no escritas por ellos: Jordan durante toda la sección de Awake y Mike durante Space-Dye Vest y Strange Deja-Vu específicamente. James tiene una actuación sobresaliente al tener mayor confianza en si mismo (no tener a MP detrás de él le ha beneficiado), Myung destaca sobretodo en los actos 2 y 3 mientras que John Petrucci sigue elevando su nivel con actuaciones magistrales en Lie, Illumination Theory y The Shattered Fortress. En la crítica se comenta que la música no tiene medios, cuando la nueva guitarra Majesty de Petrucci aunada con el uso del Mesa Boogie TriAxis permite mucha mayor claridad en el sonido y balance en todas las frecuencias. Toda la mezcla está enfocada a lograr un sonido muy fiel a la sensación de estar en vivo lo cual me parece un trabajo excelente de Richard Chyki, cada instrumento brilla en lo individual y el colectivo sale claramente beneficiado. El único punto débil del concierto me parece el setlist: no crítico la inclusión del tributo a Awake y SFAM pero el concierto está muy seccionado lo que propicia que puedas ver sólo una parte del concierto a la vez en vez de quedar con ganas de seguir viendo como sucedía con Luna Park y Live at Budokan. Le doy un 9/10.

    Me gusta

    • Buenas Victor, de verdad eres capaz de distinguir a Myung en todos los temas??, porque si es así dime que AVR tienes con que cajas y que EQ. usas.
      En el mío quitando los temas que tocan del Awake es prácticamente inaudible, como en el 90% de los discos de DT, quitando Awake y FII.

      Para mi la mezcla en 2.0 es muy normalita, y en 5.1 abusa del respetable.

      Salu2!

      Me gusta

      • Pepe , Pensé que eran vainas mías , pero ya veo que no estoy loco , casi no se escucha a Myung o mas bien no lo defino y ya me pasó en el de Luna Park y ahora en este , alguito mejor en en la versión de audio HD incluida en el mismo Blu Ray..Hasta ahora el trabajo de audio que mas me ha gustado de los Dvds de DT es Live at Budokan.

        Me gusta

  20. Es cierto que compositivamente DT estaba en caída libre, y creo que lo sigue estando ( con o sin MP), pero el fuerte de una banda como Dream Theater era su interpretación en vivo y lamentablemente perdieron esa magia; Mike Manginni es técnicamente superlativo, pero entre el y una máquina no hay diferencia.
    No olvidemos que la música es sentimiento, y es aquí donde se extraña a Portnoy. Es muy corta la lista de bateristas en la historia que tienen groove, y MP está en esa lista.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: