Ser o no ser Prog, esa es la cuestión

Leprous

A raíz de una conversación que tuve ayer con una muy buena amiga, abro este debate que atañe a los paradigmas mismos de lo que entendemos como “progresivo”. En primer lugar, deberíamos presentar ambas posturas. Por un lado, tenemos una corriente que defiende que progresivo es la música heredera del llamado rock sinfónico de finales de los 60 y los 70, caracterizada por intrincadas composiciones de largo minutaje y complejidad técnica y rítmica; por otro lado, una corriente diferente defiende que progresivo es toda aquella música que trata de romper barreras, de ir un paso por delante y, en definitiva, progresar.

Ya antes hemos visto esta dicotomía de género vs. tendencia (permitid que me exprese en estos dos términos a partir de ahora), y sabemos que las posiciones tanto de Jordan Rudess (Dream Theater) como Einar Solberg (Leprous) son claras: ellos creen que el progresivo abarca un gran número de estilos y géneros originales en sus propuestas y que tratan de romper moldes. Podríamos argumentar que es cuestión de preferencia, incluso de léxico, pero la idea que yo tengo al respecto es algo diferente, y si estáis dispuestos a leerme, os lo explicaré.

En primer lugar, creo que todos coincidimos en que si escuchamos el término “progresivo”, lo que se nos viene a la mente de primeras es Pink Floyd, King Crimson, Genesis, Yes, Rush, etc. En efecto, bandas que en su época fueron rompedoras y altamente originales, y que por tanto merecían el título de progresivo por parte de ambas corrientes de pensamiento. Sin embargo, parémonos a pensar; a día de hoy, alguna de las bandas que practica el género heredado de aquellas, o incluso aquellas mismas bandas, si siguen en activo, ¿pueden llamarse progresivas tan unánimemente? No lo creo, pues para la corriente que aboga por que el progresivo es una tendencia y no un género puntual, sería indefendible que un sonido y unas formas de hace 50 años se considerasen originales y vanguardistas.

Por otra parte, podríamos acordar entonces utilizar la palabra progresivo para definir un sonido característico con unas bases estilísticas más o menos comunes; o sea, digamos que el progresivo es un género musical por sí mismo. Aquí no tenemos el problema de la originalidad y el espíritu explorador que exige la otra corriente a todos sus artistas, pero en cambio nos encontramos con otro problema aún mayor, diría. Vosotros lo habréis notado también, y es que hoy día a cualquier cosa que se salga de los géneros habituales se le planta la etiqueta de progresivo (o indie, pero al caso). Y no precisamente porque haya huecos estilísticos que rellenar con nuevas etiquetas (salvo casos concretos, pero eso es harina de otro costal de la que si queréis tratamos otro día), sino por desconocimiento generalizado del público o por simple desidia.

A mí, personalmente, cuando me dicen “escucha esto, es rock progresivo”, me espero un ejercicio de técnica con amplios pasajes instrumentales, grandilocuencia y cambios de ritmo habituales; si me lo pongo y me encuentro un disco de carácter atmosférico, con amplios acordes por doquier y un ritmo cuasi-constante, podrá sonarme más o menos rompedor, pero desde luego no le colocaré la etiqueta de rock progresivo, sino más bien la de post-rock. Y ese es el problema que le veo a etiquetar de progresivo a todo hoy en día, que hay un cierto nivel de intrusismo. Es lo mismo que pasaba en los 90 y a principios del 2000, pero a la inversa; antes la etiqueta estaba mal vista, y Tool hacían rock alternativo (¿de verdad?), pero hoy en día todo el mundo se quiere subir al carro. Ni tanto, ni tan calvo, como dicen en mi pueblo.

Existen géneros muy variados dentro y fuera del rock como para dejarlos aparcados en favor de una etiqueta muy vaga hoy en día. No pasa nada por llamar a las cosas por su nombre, porque la psicodelia es psicodelia, no progresivo; porque el indie es indie, no progresivo; porque el post-rock es post-rock, no progresivo; porque el sludge, el post-metal y el shoegaze no son progresivo, son géneros independientes y definidos; porque el black metal atmosférico es black metal atmosférico, no progresivo; porque el avant-garde es avant-garde, no progresivo; porque el IDM es IDM, no progresivo; porque el death metal melódico no es progresivo, es death metal melódico; porque cualquier forma de jazz con tintes de rock no tiene por qué ser progresivo, puede ser jazz fusion. Y la lista podría extenderse ad infinitum. Que luego yo soy el primero que a falta de una explicación mejor tira de la palabra progresivo para definir, pongamos, a Anathema; pero deberíamos empezar a predicar con el ejemplo y utilizar las etiquetas que ya existen para los géneros que ya están definidos.

Queda por cerrar, eso sí, el capítulo de la corriente que aboga por el progresivo como tendencia. Dejadme apuntar que no todo lo experimental tiene por qué suponer un progreso, pues hay experimentos que no tienen por qué salir bien. Las tendencias de vanguardia no tienen por qué llegar a ser las que marquen el camino a seguir a una serie de artistas de aquí a unos años, ya que pueden quedarse en eso, en una tendencia o moda pasajera. Sustituyamos la noción de “progresivo” por la noción de “experimental”, y así nos libraremos del yugo temporal que recae sobre el término progresivo, enclavado en una época y una generación. Ya que lo experimental, llegado el momento, puede convertirse en thrash metal, en free-jazz, en math rock, en glitch; la música experimental es la célula madre de los géneros que están por venir, así que por favor, no le quitemos ese mérito calificando a toda la música innovadora como progresiva, porque no lo es, por convención social y por sentido común. Dicho lo cual, y a riesgo de parecer contradictorio, lo mejor a la hora de escuchar música es olvidarse de géneros y etiquetas y disfrutar con lo que esta nos presenta, sin más.

Acerca de The Shaman

Creador de The Shaman's Blog, web dedicada a informar en español sobre el mundo del rock y metal progresivo.

Publicado el 25 de agosto de 2014 en Opinión/Crítica y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Considero el progresivo como una manera de entender y expresar la música. Efectivamente los orígenes parten del rock sinfónico y yo creo que corresponde más a un género musical que a una tendencia, porque los rasgos de este estilo están bien definidos, como tú has apuntado: largas composiciones con entruncados y complejos ritmos y largos pasajes instrumentales. No hay más, ni menos. Eso sí, dentro de este género yo sí admito los matices de que se trate de pop prog, rock prog, metal prog o jazz prog, no se si se me entiende…

    Gracias Shaman! se agradece el filosofar de vez en cuando.

    Me gusta

  2. Que bueno que tocan el tema porque a veces me pongo a escuchar alguna banda “progresiva” y no entiendo porque le llaman así.
    Escuche el disco de Anathema, basado en las recomendaciones del Shaman, y aunque la verdad si esta bueno, no lo considero tan progresivo.

    Igual me paso con muchos temas de Pinneaple Thief, que igual me gustan, pero aun cuando sean temas largos me parecen que tienen muy pocos elementos de la mencionada herencia sinfónica de los 60/70 o por lo menos de los modelos de los 80 o 90.

    Por otro lado también me extraña cuando, hablando de DT, Petrucci en entrevistas deja ver que no es muy arriesgado en lo musical, y que prefiere hacer lo que es mas cómodo y conocido del sonido de la banda, y es muy raro porque se sabe que Jordan es mas abierto e incluso James lo es, de hecho al día de hoy los dos tienen mas discos grabados que Petrucci y tienen sonidos variados y muy buenos temas. Incluso he imaginado que vendría bien que incluyeran algunos de esos temas en los conciertos de DT.

    Creo que esa actitud no representa al genero, y lo malo es que muy común entre las bandas “consagradas” como Symphony X por citar otro ejemplo.

    Saludos Shaman!

    Me gusta

  3. Qué buen tema para debatir. Les escribo desde Argentina. Para mí el Rock Progresivo es un género con características bien definidas, con diversos subgéneros, pues no es lo mismo King Crimson, Camel, Emerson Lake and Palmer o Tangerin Dream. La mejor definición o descripción que leí acerca del género, la vi en una página que muchos conocerán, llamada Manticornio. Allí se define el progresivo, palabras más, palabras menos, como una música con la estructura de la música clásica, la libertad e improvisación del jazz y la experimentación de la música electrónica.
    Si por algo empecé a escuchar progresivo en mi adolescencia fue porque me fascinó la técnica de los músicos, los largos desarrollos instrumentales, lo complejo de la música, los cambios de ritmo, la duración de los temas, por eso no entiendo como se puede englobar en este género a ciertos grupos como Muse, Radiohead, o hablar de Neo Progresivo (IQ, PENDRAGON, etc) que es POP MELÓDICO sin ningún virtuosismo, totalmente meloso, con temitas de 2 ó 3 minutos, qué tiene de progresivo eso. También me da bronca cuando leo alguna crítica de periodistas o comentarios de lectores que critican un disco como demasiado largo, muy pretensioso, muy denso (como se lo critica por ejemplo a TALES FROM TOPOGRAPHIC OCEANS de Yes, una maravilla), entonces que escuchen Madonna o Cristina Aguilera, no sé que pretenden. Me molesta cómo grandes grupos con el tiempo fueron acortando la duración de su música, simplificándola, yéndose para el lado comercial, lo que hizo Phil Collins con GENESIS es el mejor ejemplo. Lo contrario de esto es por ejemplo King Crimson, fue mutando, con etapas bien definidas, pero con una calidad innegable. Por suerte, en la actualidad existen muchos grupos que mantienen el espíritu del género, les recomiendo escuchar grupos argentinos como DEFORMICA o LAQUESIS.

    Para mí el rock progresivos es como decían en uno de sus trabajos los Soft Machine, música para el cerebro, no para el cuerpo.

    Saludos.
    Jorge.

    Me gusta

  1. Pingback: Descubre la magia de poloniumcubes | The Shaman's Blog

  2. Pingback: Por qué Meshuggah si merecen estar en el Be Prog! My Friend | The Shaman's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: